Dirigida por Harald Zwart y protagonizada por Jaden Smith Jackie Chan, Taraji P. Henson y Wenwen Han, entre otros, hoy se estrena la nueva versión del clásico Karate Kid (el de Pat Morita y Ralph Macchio de 1984).

En ésta ocasión la historia no transcurre en Estados Unidos sino que nos trasladamos a China, junto con el protagonista de la historia, Dre Parker (Jaden Smith) y Sherry Parker, su madre (Taraji P. Henson).

Dre, de 12 años, podría haber sido un chico popular en Detroit, pero el último traslado profesional de su madre le lleva a China. Dre inmediatamente se enamora de su compañera de clase Mei Ying. El sentimiento es mutuo, pero las diferencias culturales hacen que su amistad sea imposible.

Todo empeora aún más porque los sentimientos de Dre hacen que se enemiste con un matón de su clase que es un prodigio del kung-fu. Sin ningún amigo en una tierra extraña, Dre no tiene a quién acudir excepto al hombre de mantenimiento, Mr. Han (Jackie Chan), que en secreto es un maestro de kung-fu al que la vida dio un duro golpe.

Dre se da cuenta de que enfrentarse a los matones será la pelea de su vida y Han le enseñará que el kung-fu no son sólo puñetazos y movimientos defensivos, sino madurez y calma.


Como habréis podido observar en los distintos trailers que hemos ido viendo hasta el día de hoy, la película tiene cambios significativos con respecto a la original. El "dar cela, pulir cera" tan famoso ha pasado a ser un movimiento de quitarse y ponerse una chaqueta. Por otro lado, he de decir que los personajes me han gustado bastante en sus papeles: Jackie Chan, aunque no consigue hacer olvidar al grandioso Pat Morita como Señor Miyagi, borda un papel con toques dramáticos y donde actúa más que pelea, cosa a la que no nos tiene tan acostumbrados. Jaden Smith encaja en el papel a la perfección y hace que nos pongamos en su piel desde el momento en que llegan a China.

La verdad es que, al igual que con la versión original, y por mucho que dure dos horas y media, la película se disfruta tanto que no parece pasar ese tiempo. Sin más pretensiones que las que tiene, consigue ser una digna sucesora, ya que no pierde la esencia de aquella antigua y siendo un remake, que por desgracia se/nos estamos acostumbrando tanto a ellos en estos últimos años, ha sido una digna versión. Y como no, mención especial a esos paisajes tan maravillosos de China, desde la Muralla a la Ciudad Prohibida (en parte gracias a Jackie Chan como es lógico).

Destacar que los productores de la cinta son, entre otros, Will Smith y Jada Pinkett Smith y como no, parece que ya se está trabajando en una segunda parte, posiblemente con una historia totalmente nueva de la secuela de 1986 (al parecer se ha contratado a los guionistas de Kung Fu Panda).

La banda sonora ha sido compuesta por James Horner y aparte, el tema final de la película, "Never say Never", ha sido compuesto por Justin Bieber con la colaboración de Jaden Smith.

Lo dicho,  no dudéis en verla, que seguro que os gusta y pasáis un buen rato. Yo pude verla en el preestreno y me lo pase pipa.


TRAILER:

Fuente: Web Oficial, Imdb.es, Sensacine,